testimonios

~ Testimonios ~

A real adventure!

FRESHWATER Bolivia: Tsimane

por: Javier Serra - October 2012

Muchas veces me habían hablado acerca de la pesca de dorados en ríos selváticos. Otras tantas había escuchado que el las nacientes de la Cuenca del Amazonas, en la selva boliviana, existe un lugar, en donde se pueden sacar dorados grandes, pescando con mosca.
Ese lugar existe, y se llama "Tsimane". Es un complejo que consta con dos lodges de pesca, y la posibilidad de dos campamentos remotos; todo dentro de la reserva natural "Isiboro Secure", que comprende miles y miles de hectáreas de selva y ríos.

En la segunda mitad de octubre, viajamos un grupo de amigos y conocidos, los cuales nos reunimos en Santa Cruz de la Sierra; y de allí partimos en avioneta hacia la reserva. Aterrizamos en una pista de tierra, que parecía vista desde el aire una pequeña lonja de pasto en medio de los árboles inmensos de una selva imponente. En una punta de la pista, un pequeño techo de paja hacía las veces de aeropuerto, donde nos esperaban los guias del primer Lodge que visitaríamos, el Asunta Lodge. Juntamente con los guias, habia una veintena de jovenes indios "Chimanes" que hacían las veces de maleteros, ayudandonos a llevar equipaje y demás hacia un par de canoas de troncos ahuecados, pero con motor fuera de borda, que serían nuestro transporte hacia el lodge.
La construcción del lodge es bien tropical, techos de hoja de palmera, paredes de madera, no tiene vidrios, sino grandes puertas y ventanales de mosquitero, todo con cortinas rústicas agradables. Las cabañas son comodas, espaciosas, con baño privado; pero no hay aire acondicionado, cosa que al ser tan ventiladas no se extraña demasiado. Las camas son cómodas, la única critica que le haría a la parte práctica de la arquitectura, es la escasa iluminación, que quizás sea para no atraer demasiados insectos al lugar. La electricidad se interrumpía desde las 11 de la noche hasta las 6 de la mañana. Durante las horas con energia eléctrica, había wifi, lenta, pero al menos permitía mantenerse comunicados a los que así lo deseaban.
Se llega al lodge cerca de mediodía, somos recibidos con un almuerzo; y la tarde queda libre para armar los equipos, y pescar en el Río Secure, que es el que pasa frente al lodge, sin guias, ya que es su día libre.
Los tres días siguientes, ya siendo guiados por un guía cada dos pescadores, y moviendonos por el río en canoas de tronco ahuecado con motor, nos dedicamos plenamente a la pesca; estando dividido el río en tres zonas de pesca, las cuales son exclusivas para cada grupo de dos pescadores, dicho de otra forma, uno estando pescando, no se cruza jamás con otras canoas ni pescadores; un gran tramo del río es exclusivo durante ese día para uno y el compañero de pesca. Sin duda, tanta exclusividad es muy buena, aunque tiene como aspecto negativo, que si cierto lugar a uno le gustó mucho pescarlo y quiere repetirlo al día siguiente, no puede, ya que al día siguiente son otros dos pescadores los "exclusivos" de esa zona de pesca. Los paisajes son increibles. Nuestra experiencia de pesca en los primeros tres días completos fue buena, aunque yo particularmente esperaba algo más. En promedio, por caña, cada día se pescaba un promedio de tres o cuatro pescados, siendo el 90 % dorados, de entre 3 y 7 kilos, y algún que otro pacú de entre 4 y 8 kilos. El cuarto día, hicimos un periplo primero en canoa, luego en avioneta y finalmente en 4 x 4 ( mulas Kawasaki ), para mudarnos al segundo lodge, el Pluma Lodge, sobre el Río Pluma; a 50 Km. del primero. Desde el primer momento sentí que ahí si pescariamos mucho y grande. Frente al deck del lodge, mientras tomábamos el copetín, podiamos presenciar gigantescas cacerias de dorados comiendo sábalos, y se veían los lomos oscuros y colas coloradas de grandes dorados asomar atacando en grupo a sábalos acorralados en la pedregosa orilla. En Pluma Lodge, la primer tarde también fué de pesca libre, sin guia, para luego tener tres días de pesca guiada, con similar plan de pesca que en el primer Lodge. La pesca crecía tanto en cantidad, como en tamaño. A los dorados de más de diez kilos los apodabamos "vacas", y casi todos los pescadores sacaban cada día no menos de cuatro o cinco dorados, de los cuales al menos dos eran "vacas", siendo el récord una linda "vaca" de 16 kg. Casi todos pudimos pescar también lindos pacús.
Las jornadas de pesca, de aproximadamente 9 horas, almorzando vianda en alguna playa del río, eran agotadoras, el calor, la humedad, el vadeo y el caminar sobre piedras durante muchas horas hacían que todos llegaramos a la noche agotados pero felices por la pesca obtenida. Los copetines y comida a la noche eran impecables, con cocineros de primer nivel en ambos lodges.
Finalmente, después de mucha pesca, nos tocó regresar, desandando el largo camino de 4 x 4, canoa de troncos y avioneta, hacia Santa Cruz de la Sierra, donde dormimos; y al día siguiente, en avión de línea, cada cual hacia su país con la alegría de haber pescado en un paraiso, salvaje, vírgen, poblado de dorados y pacús, con paisajes increibles, y en un entorno humano muy agradable - cabe destacar la calidad profesional y humana de guías, managers y demás personal de Tsimane -

Antes de finalizar, me surgen varias reflexiones, quizás útiles para quien esté pensando en viajar a éste lugar;
Primera; si bien hay muchos peces, castear bien es fundamental; los mejores casteadores de nuestro grupo, fueron quienes más pescaron. Sugiero antes de ir a Tsimane, entrenar un poco el casteo, para que no les pase lo que me pasó a mi, que soy un casteador poco experimentado, que fué lamentar no haber practicado más, para obtener esos dos o tres metros más de alcance, que generalmente son los que nos separan del dorado de 15 kg.
Segunda reflexión; hace mucho calor, al menos en octubre; hay que caminar mucho, fuera y dentro del agua, sobre las mas diversas superficies; es importante tener un relativo buen estado físico.
Tercera reflexión: es básicamente una sorpresa... no vi ni un solo mosquito !! Aparentemente el pH del agua hace que no se puedan reproducir. Atención, no habrá mosquitos, pero algunos jejenes hay, de todas formas, los insectos fueron mucho menos molestos de lo que yo esperaba.
Cuarta; Tsimane cuenta con guías muy experimentados y agradables, de distintas nacionalidades; nos guiaron argentinos, australianos, sudafricanos, etc, y en todos los casos fueron idóneos y agradabilísimos.
Última reflexión: Si lo que uno busca es pescar dorados en un lugar inmaculado, y está dispuesto a hacer de la pesca una aventura desde el mismo momento en que se sube a la primer avioneta rumbo a la selva, Tsimane es el lugar ideal.

IR AL DESTINO: TSIMANE

Más testimonios acerca de Tsimane

VOLVER A TESTIMONIALS

tools

Conversor de Moneda

Seguro para el Viajero recomendado

Fly Fishing Caribe recomienda a sus pasajeros que adhieran a Global Rescue antes de iniciar su viaje.

Click AQUÍ para llenar el formulario de adhesión

Fases lunares de este mes

Ver calendario extendido
de las Fases Lunares